Festividad de la Virgen del Pilar

La tradición de la Virgen del Pilar, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XIII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la época inmediatamente posterior a la Ascensión de Jesucristo, cuando los apóstoles predicaban el Evangelio. Se dice que Santiago el Mayor había desembarcado en la Península por el puerto de Cartagena, lugar donde fundó la primera diócesis española, predicando desde entonces por diversos territorios del país. Los documentos dicen textualmente que Santiago, «llegó con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro. Allí predicó Santiago muchos días y, entre los muchos convertidos eligió como acompañantes a ocho hombres, con los cuales trataba de día del reino de Dios, y por la noche, recorría las riberas para tomar algún descanso».
En la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando «oyó voces de ángeles que cantaban Ave María, Gratia Plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol». La Santísima Virgen, que aún vivía en carne mortal, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometió que «permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio». Desapareció la Virgen y quedó ahí el pilar. El Apóstol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia en aquel sitio y, antes de que estuviese terminada la Iglesia, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos para servicio de la misma, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar, antes de regresarse a Judea. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Santísima.
La devoción del pueblo por la Virgen del Pilar se halla tan arraigada entre los españoles y desde épocas tan remotas, que la Santa Sede permitió el establecimiento del Oficio del Pilar en el que se consigna la aparición de la Virgen del Pilar como «una antigua y piadosa creencia». En 1438 se escribió un «Libro de Milagros» atribuidos a la Virgen del Pilar, que contribuyó al fomento de la devoción hasta el punto de que, el rey Fernando el Católico dijo: «creemos que ninguno de los católicos de occidente ignora que en la ciudad de Zaragoza hay un templo de admirable devoción sagrada y antiquísima, dedicado a la Santa y Purísima Virgen y Madre de Dios, Santa María del Pilar, que resplandece con innumerables y continuos milagros».
El Papa Clemente XII señaló la fecha del 12 de octubre para la festividad particular de la Virgen del Pilar, pero ya desde siglos antes, en todas las iglesias de España y entre los pueblos sujetos al rey católico, se celebraba la dicha de haber tenido a la Madre de Dios en su región cuando todavía vivía en carne mortal. 
Tres rasgos peculiares que caracterizan a Ntra. Sra. del Pilar y la distinguen de otras advocaciones marianas. El primero es que se trata de una venida extraordinaria de la Virgen durante su vida mortal. La segunda la constituye la Columna o Pilar que la misma Señora trajo para que sobre él se construyera la primera capilla que, de hecho, sería el primer templo mariano de toda la Cristiandad. Y la tercera es la vinculación de la tradición pilarista con la tradición jacobea (Santiago de Compostela); por ello, Zaragoza y Compostela, el Pilar y Santiago, han constituido los ejes fundamentales en torno a los cuales ha girado durante siglos la espiritualidad de España.
La Basílica del Pilar, en Zaragoza, constituye en la actualidad uno de los santuarios marianos más importantes del mundo y recibe contínuas peregrinaciones. Ante la Virgen han orado gentes de todas las razas, desde las más humildes, hasta los reyes y gobernantes más poderosos, e incluso pontífices. El grandioso templo neoclásico se levanta sobre el lugar de la aparición, conservándose la Columna de piedra que la Virgen dejó como testimonio, un Pilar que simboliza la idea de solidez del edificio-iglesia, el conducto que une el Cielo y la Tierra, a María como puerta de la salvación.
El día 12 de octubre de 1492 fue precisamente cuando las tres carabelas de Cristóbal Colón avistaban las desconocidas tierras de América, lo que ha motivado que la Virgen del Pilar haya sido proclamada como patrona de la Hispanidad, constituyendo el mejor símbolo de unión entre los pueblos del viejo y nuevo continente. Su fiesta se celebra con gran fasto en todas las naciones de habla hispana y especialmente en la ciudad de Zaragoza, donde miles de personas venidas de todo el mundo realizan una multitudinaria ofrenda floral a la Virgen.
En Córdoba, y en nuestra Cofradía existe una homónima de la imagen que se venera en Zaragoza, y que pasa desapercibida para la Córdoba Cofrade. Se trata de una pequeña imagen, atribuida al escultor granadino Pedro de Mena o su círculo, y que se venera en nuestra Iglesia Hospital de Jesús Nazareno.
Cuentan que la imagen llegó hasta la hermandad del Nazareno en el siglo XVII, siendo donada por un marqués. La Virgen, en un pequeño espacio de tiempo, tuvo una acogida devocional muy grande, llegándose a realizar un retablo en su honor.
Tanto fue la devoción que, hasta mediados del siglo XX, se realizaba una novena en su honor. Actualmente la imagen se conserva en un antiguo retablo dedicado a San José, desde la remodelación de la iglesia en la segunda mitad del siglo XIX. Dicho retablo, de una bella factura, está atribuido al retablista cordobés Marcos Sánchez de Rueda, de principios del siglo XVIII.
Desde los años 80, la Virgen del Pilar ha presidido el Rosario de la Aurora, que nuestra Cofradía organizaba, hasta  hace unos años, que se decidió que la imagen mariana que realizara el rezo del Santo Rosario por las calles de la feligresía fuera María Stma. Nazarena.
Pero el culto no cesó. La Cofradía desde entonces, viene celebrando una Eucaristía en honor a la Virgen del Pilar, en el día de su onomástica., como marcan sus estatutos. Y que será hoy a partir de las 11 horas en nuestra Iglesia Hospital y presidida por nuestro hermano D. Juan José Romero Coleto.

Festividad de la Virgen del Pilar

Como preceptúan nuestros Estatutos Cofrades, el próximo miércoles, día 12 de Octubre celebraremos la Festividad de la Virgen del Pilar junto a las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno y los ancianos de la Residencia de Jesús Nazareno en Nuestra Iglesia Hospital a las 11:00 h. con una Eucaristía presidida por nuestro hermano D. Juan José Romero Coleto.

Para dar mayor esplendor a la celebración el Coro de la Cofradía participará de la Eucaristía.

A continuación la Cofradía, recuperaremos la tradición y se realizará y servirá una comida para todos los residentes y compartiremos con ellos un buen rato de convivencia.

Por lo que animamos a todos los hermanos y amigos que lo deseen para que acudan a vivir junto a nosotros momentos divertidos, emotivos y que dan sentido a todo el trabajo de la Cofradía.

Solemnes Cultos en Honor a María Santísima Nazarena

Los Cofrades de Jesús Nazareno damos inicio a un nuevo curso cofrade después del período estival y que mejor manera de iniciarlo que en el mes dedicado a María Santísima Nazarena. Cumpliendo con lo preceptuado en nuestros Estatutos Cofrades, damos comienzo a los actos cultuales de celebración de los Dolores Gloriosos de Nuestra Señora:

El sábado día 10 de septiembre a las 21:00 h. tendrá lugar el rezo del Santo Rosario presidido por Nuestra Titular María Santísima Nazarena por las calles del barrio.

El rezo del piadoso Rosario discurrirá por la calles: Plaza del Padre Cristobal, Jesús Nazareno, San Agustín, Pozanco, Custodio, Plazuela de D. Arias, Cristo, Jesús del Calvario, Plaza de San Lorenzo, interior PARROQUIA DE SAN LORENZO, Plaza de San Lorenzo, Roelas, Plaza de San Rafael, Plaza de Juan Bernier, Buen Suceso, Jesús Nazareno, Plaza del Padre Cristobal y entrada en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno.

Desde las 19:00 h estará abierta la puerta de la Iglesia Hospital para que todos los hermanos y devotos que lo deseen, puedan visitar a nuestros Sagrados Titulares antes del inicio.

El domingo día 11 de septiembre en horario de 10:00 h a 14:00 h y de 17:30 h a 20:30 h celebraremos Solemne Veneración Pública a María Santísima Nazarena en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno. La jornada se clausurará con el rezo de Vísperas junto a las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

El miércoles 14 de septiembre, dará comienzo el Solemne Triduo que se desarrollará durante los días 14, 15 y 16 en honor a María Santísima Nazarena en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno. Se iniciará a las 20:30 h. con el rezo del ejercicio del Triduo y posterior celebración de la Santa Misa que presidirá el Rvdo. P. D. José Luis Moreno Modelo, Vicario Parroquial de San Andrés Apóstol y hermano de la Cofradía.

Para finalizar los actos en Honor a Nuestra Sagrada Titular, el sábado 17 de septiembre a las 21:00 h., tendrá lugar la Función Principal en Honor a María Santísima Nazarena que estará presidida por el Rvdo. P. D. Juan José Romero Coleto, Párroco de Nuestra Señora de Belén de Córdoba y hermano de la Cofradía.

Todos los actos que se celebren en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno serán retransmitidos a través del Canal de YouTube de la Cofradía, no olviden suscribirse para recibir todas las novedades.

Santa Misa Miércoles de Ceniza

Esta noche a las 20:30 h. en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno celebraremos la Santa Misa con Imposición de Ceniza para dar inicio a la Cuaresma 2022.

Puedes seguirls en directo a través del Canal de YouTube de la Cofradía.

Festividad del Dulce Nombre de Jesús

El próximo día 3 de enero de 2022 tendrá lugar a las 19:30 h en la Parroquia de San Andrés la Santa Misa con la que celebraremos los hermanos y devotos de Jesús Nazareno la Festividad del Dulce Nombre de Jesús, celebración centenaria de la Cofradía y establecida en el calendario cultual en nuestros Estatutos Cofrades.

La Cofradía ha tenido que tomar esta decisión debido a la situación sanitaria actual y a las restricciones que las Autoridades Sanitarias han impuesto a las Residencias de la Tercera Edad, que no permiten el acceso a la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno al estar anexa a la Comunidad de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno y a la Residencia.

Tenemos una nueva ocasión de compartir junto a la Comunidad Parroquial de San Andrés una de las celebraciones más importantes para la Cofradía.

Solemne Triduo en Honor a Nuestra Señora de la Soledad

El próximo sábado día 30 de octubre dará comienzo el Solemne Triduo en Honor a Nuestra Señora de la Soledad, antigua titular mariana de la Cofradía.

A las 20:30 Horas en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno se desarrollará durante los días 30, 31 de octubre y 1 de noviembre este acto piadoso iniciando con el ejercicio del Triduo y a continuación celebraremos la Santa Misa que estará presidida por el Rvdo. P. D. Florencio Muñoz García.

El martes día 2 de noviembre, Festividad de los Fieles Difuntos tendrá lugar la Solemne Función Principal en Honor a Nuestra Señora de la Soledad y Santa Misa por el eterno descanso de nuestros hermanos difuntos, dando comienzo a las 20:30 h. en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno y que estaráe presidida por el Rvdo. P. D. Juan José Romero Coleto.

Solemne Función en honor a María Santísima Nazarena

Evangelio según San Lucas 8, 4-15

En aquel tiempo se le juntaba a Jesús mucha gente y, al pasar por los pueblos, otros se iban añadiendo. Entonces les dijo esta parábola: «Salió el sembrador a sembrar su semilla. Al sembrarla, algo cayó al borde del camino, lo pisaron, y los pájaros se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, y, al crecer, se secó por falta de humedad. Otro poco cayó entre zarzas, y las zarzas, creciendo al mismo tiempo, lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena, y, al crecer, dio fruto el ciento por uno». Dicho esto, exclamó: «El que tenga oídos para oír, que oiga». Entonces le preguntaron los discípulos: «¿Qué significa esa parábola?» El les respondió: «A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del Reino de Dios; a los demás, sólo en parábolas, para que viendo no vean y oyendo no entiendan.
El sentido de la parábola es éste: La semilla es la palabra de Dios. Los del borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo y se lleva la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven. Los del terreno pedregoso son los que, al escucharla, reciben la palabra con alegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en el momento de la prueba fallan. Lo que cayó entre zarzas son los que escuchan, pero con los afanes y riquezas y placeres de la vida se van ahogando y no maduran. Lo de la tierra buena son los que con un corazón noble y generoso escuchan la palabra, la guardan y dan fruto perseverando».

También el Sembrador sale hoy a sembrar, pero ¿soy yo tierra buena en la que la semilla de la Palabra da sus frutos? ¿En qué aspectos he sido un pedregal y me sigo resistiendo a comprometerme, a llevar una economía más solidaria o a perdonar a esa persona que me hizo daño? ¿En qué aspectos sigo sin quitar las zarzas que impiden que el Evangelio crezca en mi vida? Recuerda que la tierra que acepta la semilla de la Palabra da siempre frutos.

Jesús me invita a sembrar con él. El tiempo de sembrar es el tiempo de la Iglesia, de la misión de todos los cristianos. ¿Soy consciente de que en la educación de mis hijos, en mi trabajo, en mi compromiso parroquial, en el trato con los vecinos debo sembrar la Palabra?

Esta tarde a las 20:30 h. tendrá lugar las Solemne Función Principal en honor a María Santísima Nazarena en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno presidida por el Ilmo. Sr. D. Agustín Paulo Moreno Bravo.

3° Día Triduo María Santísima Nazarena

Evangelio según San Lucas 8, 1-3

En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Las mujeres también están muy cerca de Jesús. Quizá a nosotros no nos llame la atención. Pero era algo extraordinario en aquella época. Jesús no discrimina a la mujer, no discrimina a nadie. Los cristianos tendríamos que luchar contra toda discriminación, sea por la razón que sea.
¿Qué te dice Dios? ¿Qué le dices?

Recordamos a Santa Teresa de Ávila y Santa Catalina de Siena, que vivieron su fe con autenticidad y lucharon contra la corrupción de la propia comunidad cristiana. Damos gracias a Dios por su valentía y su amor a la Iglesia.

Recordamos a nuestras madres y abuelas, a todas las mujeres importantes para nosotros, cuya entrega ha hecho que hoy podamos disfrutar de una vida mejor. Gracias por su generosidad.

Recordamos las mujeres que hoy en día son las primeras en descubrir compromisos al servicio de la justicia, de la paz, de las mujeres maltratadas… Señor, que su trabajo siga dando buenos frutos.

Acuérdate de las mujeres que son víctimas de la violencia en sus hogares y fuera de ellos. Señor, dales fuerza para vencer el temor y buscar soluciones.

Te pedimos por aquellas mujeres que se enfrentan a una vida de pobreza.
Dales el don de la esperanza, para trabajar juntas, con los hombres de buena voluntad, por un mundo más justo y solidario.

Te pedimos también por nuestras hijas y nietas. Para que crezcan, con tu ayuda, fuertes y sensibles, creyentes y comprometidas, libres y felices. Amén.

El tercer día de Triduo en honor a María Santísima Nazarena se aplicará por las intenciones de los siguientes hermanos:

Comunidad Jesús Nazareno

D. Fermín Pérez Martínez

Familia Alamillos Hinojosa

Familia Ayala Ramos

Familia Barrios Mejías

Familia Carrasco Chacón

Familia Castillero Martínez

Familia del Arco Santos

Familia del Pozo González

Familia Escribano Mesa

Familia Sánchez Monje

D. Santiago Tirado Pérez

2° Día Triduo María Santísima Nazarena

Evangelio según San Lucas 7, 36-50

En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume y, colocándose detrás, junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado se dijo: «Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que lo está tocando y lo que es: una pecadora». Jesús tomó la palabra y le dijo: «Simón, tengo algo que decirte». El respondió: «Dímelo, maestro». Jesús le dijo: «Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más?». Simón contestó: «Supongo que aquel a quien le perdonó más». Jesús le dijo: «Has juzgado rectamente».
Y, volviéndose a la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella, en cambio, me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por eso te digo: sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor, pero al que poco se le perdona, poco ama». Y a ella le dijo: «Tus pecados están perdonados». Los demás convidados empezaron a decir entre sí: «¿Quién es esté, que hasta perdona pecados?» Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz».

¿Podremos calcular algún día todo lo que nos ha dado el Señor? ¿Llegaremos a darnos cuenta de todo lo que cada día nos perdona Dios? Es imposible, pero al menos hemos de reconocerlo y agradecerlo.

Aquella mujer expresa su amor a Jesús ungiendo sus pies con perfume y secándoselos con sus cabellos. ¿Cómo expresamos nosotros nuestro amor y nuestra gratitud al Señor? ¿Que le dices?

“Tus pecados están perdonados” ¡Cuanto bien nos hace escuchar estas palabras! ¡cuanto bien nos hace celebrar el perdón de Dios en el sacramento de la reconciliación!

Yo estoy a la puerta de tu corazón y llamo, ¡ábreme!…
Déjame amarte, así, tal como eres.
No hace falta que cambies para abrirme la puerta.
Así, tal como eres, yo te amo, te doy mi pan y mi vino, mi fuerza y mi alegría, te doy la luz para afrontar y superar las dificultades de la vida, te doy el Espíritu de verdad y la Sabiduría del Amor; Te doy a mi Madre, para que te cuide como me cuidó a mí.
Yo te digo ahora y siempre: ¡ámame como eres, y déjame que te ame así, como eres. Amén.

El segundo día de Triduo en honor a María Santísima Nazarena se aplicará por las intenciones de los siguientes hermanos:

Familia Espinosa Portero

Familia Fernández Buzón

Familia Gaitán Cáceres

Familia Gallego Santofimia

Familia García Cantero

Familia García Ruiz

Familia García Sepúlveda

Familia García Torres

Familia Garrido Gala

Familia Gavilán Varo

Familia González Luna

Familia González Ruiz

Familia Gracia Gallego

Familia Herencia Caballano

Familia Hernández Pérez

Familia Hueso Pulido

Familia Jurado Misas

Familia López Gallardo

Familia López Pérez

Familia Martínez Cerrillo de Dios

Familia Molina Luque

Familia Morilla González

1° Día Triduo María Santísima Nazarena

Evangelio según S. Juan 19,25-27

En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

Señor Jesús, aquí nos tienes reunidos al pie de la Cruz, con tu Madre y el discípulo amado.

Te pedimos perdón por nuestros pecados
que son la causa de tus sufrimientos de ayer y hoy.

Te damos gracias por haber pensado en nosotros en aquella hora de salvación
y habernos dado a María por Madre.

Virgen Santa, acógenos bajo tu protección y haznos cercanos a tus hijos que sufren.

San Juan, alcánzanos la gracia
de acoger como tú a María en nuestra vida y para seguir a Jesús con ella y como ella. Amén.

El primer día de Triduo en honor a María Santísima Nazarena se aplicará por las intenciones de los siguientes hermanos:

Rvdo. P. D. Jose Luis Moreno Modelo

Familia Moreno Expósito

Familia Moreno Padilla

Familia Muñoz Almoguera

Familia Muñoz Medina

Familia Muñoz Rosales

Familia Nieto Camuñas

Familia Nieto Romero

Familia Parejo Peinado

Familia Pérez Salar

Familia Romero Morilla

Familia Ruiz Hidalgo

Familia Ruiz García

Familia Salas Muriel

Familia Santiago Moreno

Familia Santos Dueñas

Familia Sanz Cano

Familia Tavera Rodriguez

Familia Tirado Pérez

Familia Valeriano Sanchez

Familia Valverde Serrano

Familia Velasco Valdivia