Veneración a Nuestro Padre Jesús Nazareno

Ya está abierta la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno para que todos los hermanos y devotos puedan venerar a Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Estará abierto en horario de 10:00 a 14:00 y de 17:30 a 20:30 h, cerrando el día con el rezo de Vísperas junto a las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

Evangelio 1° Domingo de Cuaresma

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,12-15):

En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.

Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Palabra del Señor

Miércoles de Ceniza 2024

Mañana, día 14 de febrero a las 19:00 h. en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno celebraremos la Eucaristía con imposición de la ceniza que estará presidida por el Rvdo. P. D. José Luis Moreno Modelo, Consiliario de nuestra Cofradía.

Con esta celebración damos comienzo a la Cuaresma, tiempo de preparación espiritual para la próxima fiesta de Pascua.

Feliz Cuaresma a todos.

Evangelio 6° Domingo del Tiempo Ordinario

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,40-45)

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme.»

Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero: queda limpio.» La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.

Él lo despidió, encargándole severamente: «No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.»

Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo, se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

Palabra del Señor

Es fácil estar de acuerdo con aquella vieja fábula que invitaba a no dejar ni una sola manzana podrida en el cesto por miedo a que se pudran las demás. Tiene su lógica, es razonable. Y así, se nos ha educado a «defendernos» de todo lo que nos pueda contaminar y apartarnos para que no nos salpique tanta suciedad. Nos han enseñado a separar, a marginar, a poner a parte a tantos «leprosos» de hoy: drogadictos, alcohólicos, chorizos… Pero viene Jesús y lo pone todo al revés. «Se le acerca un leproso y Él, sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó (¡qué atrevimiento!) diciendo: Quiero, queda limpio». Él ha venido a liberar, a salvar. No quiere que se margine a nadie. ¿Cómo podrá sanar un enfermo, si de antemano se le corta todo contacto con la vida? Se trata de una encrucijada: o buscamos solamente no contaminarnos con el mal, conservarnos limpios e impecable, colocar lejos de nuestra vista toda pobreza y maldad, es decir, a no mezclar las manzanas sanas con las podridas o, apostamos por la lógica evangélica: un poco de levadura, metida en la masa, es capaz de transformarla; un grano de sal, muriendo dentro, acaba dando sabor a toda la comida. De lo que se trata es de ir por el mundo con los brazos abiertos acogiendo, comprendiendo, compartiendo, integrando; aún a costa de tragarnos el miedo de que algo sucio se nos pueda pegar. Ir por el mundo dando la vida. Amando. Por cierto, hay otra lepra, la interior que todos llevamos, también esa la toca el Señor, siempre que estemos dispuestos a hacer este proceso: primero, lo tenemos que reconocer, segundo, que te duela y, tercero, que supliques con humildad su curación. Entonces el milagro acontece y la alegría llenará la casa de tu corazón y contagiarás a todos los que te rodean. Pues lo dicho, ¡a ser fermento!

Dejémonos contagiar de solidaridad y seamos como uno de tantos que creen en el “efecto ser humano” que nos propone la campaña de este año de Manos Unidas, como la única especie capaz de cambiar el planeta devolviendo la dignidad a tantos hombres y mujeres en los países necesitados del tercer mundo.

También en este domingo celebramos la jornada mundial del enfermo que bajo el lema “dar esperanza en la tristeza”, el Papa Francisco nos invita a cuidar al enfermo, cuidando las relaciones.

¡Feliz Domingo!

Exaltación y Presentación del Cartel de Cuaresma 2024

El próximo domingo 11 de febrero, en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno a las 13:00 h. tendrá lugar la Exaltación y Presentación del Cartel anunciador de la Cuaresma 2024 de nuestra Cofradía.

El Cartel está ilustrado con una pintura de María Santísima Nazarena, realizado por el joven pintor cordobés Mario Ramos Rodríguez.

El encargado de realizar la Exaltación de Cuaresma de la Cofradía en este año 2024 será el Rvdo. Padre D. Jesús Linares Torrico, Delegado Diocesano de Juventud, Cura-Párroco de la Parroquia de San Pelagio de Córdoba y Vice-Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Con este importante acto para la Cofradía, damos comienzo a una nueva Cuaresma cargados de ilusión, una Cuaresma de preparación a la Pascua gloriosa de Resurrección.

Evangelio 5° Domingo del Tiempo Ordinario

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,29-39)

En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: «Todo el mundo te busca.»

Él les respondió: «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.»

Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

Palabra del Señor

Diariamente nos tropezamos con el hombre que está pasando alguna prueba. Le aflige el sufrimiento que se presenta con diferentes nombres: enfermedad, debilidad, fracaso, desempleo… Y en medio de las dificultades el hombre lucha, aguanta el asalto, continua viviendo, y aunque parece que el que sale vencedor es el sufrimiento, vencerá siempre el hombre, por haber resistido. El hombre probado es como la plata acrisolada: se convertirá en un hombre purificado, se hará más humano.

Jesús, siempre está en marcha, se hace compañero de camino y busca aliviar al hombre de todo lo que le impide vivir en plenitud, es decir, vivir sirviendo a los demás.

Jesús se acerca a la suegra de Pedro a quien la «fiebre» le impedía desempeñar los buenos oficios de la hospitalidad. Jesús se enfrenta al mal una vez más. No se limita solo a curarla sino que la toma de la mano y la levanta, dicho de otro modo, la incorpora a la verdadera vida, la «resucita» y, así, libre ya de su mal, puede «servir». Para eso ha visitado Dios a su pueblo, en su Hijo «probado en todo menos en el pecado». Prueba que solo se vence, donde se vencen las grandes batallas del hombre, en su corazón. Sólo con las armas del silencio, del retirarte a la soledad de tu corazón, a orar como nos enseña Jesús, podremos sobrevivir, salir vencedores de cualquier lucha. No te canses de luchar, no te canses de orar.

Hoy se celebra el día de la vocación franciscana. Oremos al buen Padre Dios para que siga suscitando hombres y mujeres que al estilo de Clara y Francisco de Asís continúen llevando a este mundo la suave fragancia del Evangelio vivido en obediencia, sin propio y en castidad.

¡Feliz Domingo!

Por motivos organizativos para la Salida Procesional del Beato Cristóbal de Santa Catalina del próximo 10 de Febrero, se suspende la apertura de nuestra Iglesia Hospital, durante los viernes 2 y 9 de Febrero.