Ciclo de Conferencias 350° Aniversario

El próximo viernes día 7 de octubre dará comienzo el Ciclo de Conferencias que con motivo del 350 Aniversario fundacional de la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno franciscanas se celebrará durante todo el mes de octubre en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno.

Dicho Ciclo dará comienzo, con la conferencia impartida por D. Juan Aranda Doncel con el título de:
«El Beato P. Cristóbal de Santa Catalina y la Congregación de las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno franciscanas.
A la semana siguiente, el viernes 14 de octubre, será la segunda conferencia impartida por D. Antonio Rodríguez Fínez con el título:
«La espiritualidad hospitalaria, fuente de energía personal y renovación social»
Y terminará el ciclo, el viernes 21 de octubre, con la conferencia impartida por D. Jesús Sánchez Adalid con el título:
«La tierra donde Dios me crió»
Todas las conferencias darán comienzo a las 20 horas.
Desde la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno franciscanas, invitan a todos los hermanos de la Cofradía a participar en este magnífico ciclo de conferencias.

más información en https://fhjnazareno.org/

La Caridad del Beato Cristóbal

Con motivo de los actos conmemorativos por el 350 Aniversario de la fundación de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, la Vocalía de Caridad de la Cofradía ha intensificado su labor durante estos últimos meses con las Caritas Parroquiales, la Residencia y con los más desfavorecidos del barrio.

Seña de identidad de la Familia Nazarena, que el Beato Cristóbal grabó a fuego en la casa hospitalaria, la caridad con los más desfavorecidos, es la mejor manera de honrar su legado.

Gracias a una nueva donación de 1000 litros de aceite de la empresa Aceites Castelanotti y la generosidad de Grupo de Empresa El Corte Inglés, la ayuda ha llegado a muchas familias.

Entrega de productos de higiene personal donados por el Grupo de Empresa El Corte Inglés
Colonias y perfumes entregados en la Residencia de Jesús Nazareno, donados por el Grupo de Empresa El Corte Inglés
3° Entrega de leche a la Cáritas Parroquial de San Andrés
Entrega de 100 litros de Aceite a la Cáritas Parroquial de San Andrés, donado por Aceites Castelanotti
2° entrega de 50 litros a la Cáritas Parroquial de San Andrés, donado por Aceites Castelanotti
50 litros de aceite entregados al Rvdo. P. D. José Antonio Rojas para la Residencia San Gabriel, donado por Aceites Castelanotti

También se ha hecho entrega de una importante cantidad de aceite a la Parroquia de Belén y a multitud de familias necesitadas del barrio y de la Cofradía.

Queremos aprovechar estas líneas para agradecer una vez más a todas las empresas que han colaborado con la Cofradía y muy especialmente a la empresa Aceites Castelanotti y el Grupo Empresa El Corte Inglés por su compromiso y generosidad.

Madrugada de Ensueño

Por Fermín Pérez Martínez

Hace solo unas horas daba comienzo, un año más, un nuevo 24 de julio. Mas este no ha sido un año más, pues también hace solo unas horas concluía la memorable procesión que ha acompañado en triunfo por las calles de su barrio a la imagen del beato padre Cristóbal de Santa Catalina. Llego a casa y busco en la red visiones periodísticas de lo que acabo de vivir, tal vez para contrastar mi entusiasmo con opiniones sin duda más objetivas. Y me siento gozosamente identificado al leer en la web Gente de Paz la crónica El Beato Cristóbal enamoró al pueblo de Córdoba. Y en ella, entre otras, entresaco la idea conmovedora en relación con lo experimentado: «Escenas vividas por primera vez nacidas con la vocación de que se transformen en habituales».

Tras el triduo amorosa y acertadamente preparado por mis hermanas franciscanas de Jesús Nazareno, que ha de culminar esta misma mañana en la solemne eucaristía de la festividad del beato, daba inicio la anhelada procesión. Tras el primer golpe de llamador, cuántas veces, pensé, atravesó la puerta de esta iglesia, baja la mirada, alzada el alma, la humana fragilidad del padre Cristóbal, al hombro la talega para recoger la dadivosa ofrenda de los cordobeses.

Ahora, ante su plaza, aparece colmada del pan de la Providencia, ofrecido en ese caminar airoso con el que el padre Cristóbal parece querer corresponder a la ciudad que fue testigo de su santidad, simbolizada por el primoroso nimbo de cordobesa platería que plásticamente proclama lo reconocido por la Iglesia aquel inolvidable Domingo de la Divina Misericordia de hace nueve años.

Emotivo en extremo el encuentro con sus predilectos en la puerta de la residencia, en tarde de altísimas temperaturas físicas y espirituales. Asombroso el incesante acompañamiento de los cordobeses, cuando el calor hacía presagiar justo lo contrario. Muy vivo en mi memoria, el caminar solemne sobre el mar de cabezas camino de la que fue su parroquia cordobesa de San Lorenzo, que para él había cedido generosamente el paso.

Allí, asomado a aquellas mismas naves, pudo venerar de nuevo, visible en el Sagrario, a la imagen bendita de la Virgen de Villaviciosa, a la que sin duda oró en vida en el viejo hospital de San Juan de Letrán, a cuya imagen aparecida sabemos que visitó en repetidas ocasiones, a la que dedicó su congregación de ermitaños y aquella iglesita entrañable del desierto del Bañuelo.

Luego vendría la histórica estación en San Andrés, la actual parroquia de la Casa de Jesús y el templo donde, aún en su primitiva arquitectura, recibió las aguas bautismales su amigo, confesor y biógrafo, el también beato fray Francisco de Posadas. La espléndida cruz parroquial, que ambos conocieron, figuraba con total propiedad encabezando la procesión.

Puedo aún ver su rica hechura renacentista llegando al Reajelo ante el apretado cortejo, para mí tan rico en humanos afectos: mis hermanas hospitalarias, mis hermanos de Jesús Nazareno y de Villaviciosa, los de las cofradías nazarenas ligadas a la congregación, los voluntarios y devotos, la agrupación musical de mi Cristo de Gracia… Hasta los candelabros de mi Virgen del Socorro vinieron a alumbrar entre los simbólicos girasoles al beato.

Ahora que casi duele el cansancio físico, un recuerdo muy especial a los anónimos costaleros cuyo esfuerzo esta noche califico, sin dudarlo, de heroico. En ellos y en su impecable equipo de capataces, cuántas vivencias que solo Dios conoce, cuántas historias en las que brilló la ternura misericordiosa del Padre a través del padre Cristóbal.

A ellos y a cuantos han hecho posible tan maravillosa realidad, mi más encendida gratitud. Por todos, mi más fraterna oración.

Festividad del Beato Cristóbal de Santa Catalina

Lectura del santo Evangelio según san Lucas (11,1-13)

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.»
Él les dijo: «Cuando oréis decid: «Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación.»»
Y les dijo: «Si alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche para decirle: «Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle.» Y, desde dentro, el otro le responde: «No me molestes; la puerta está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos.» Si el otro insiste llamando, yo os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por la importunidad se levantará y le dará cuanto necesite. Pues así os digo a vosotros: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre vosotros, cuando el hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pez, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?»

Palabra del Señor

Pocas palabras se necesita para orar al Padre y todas dichas en la intimidad. La oración del Padrenuestro es de por si una escuela de oración.
Es la oración de los hombres que saben que la obra de la gracia de Dios ha comenzado ya.
El «Padrenuestro» es más un arte de vivir que una fórmula para ser recitada.
Ser cristiano es entrar en el juego de la locura de Dios: cuando decimos «Dios» nos dejamos penetrar por su presencia y proclamamos a los cuatro vientos que sin Él no podemos hacer nada, sin Él no somos nadie. No podemos tomar el nombre de Dios en vano.
Ser cristiano es entregarse en cuerpo y alma al Reino de Dios:»¡Que se haga tu voluntad!
Ser cristiano es reconocer que no podemos sobrevivir si nos falta el pan de cada día que es Él mismo.
Ser cristiano es vivir al mismo ritmo que Jesús: «perdona nuestras deudas como también nosotros perdónanos…» Dios ha hecho desaparecer el comprobante de la deuda que nos abrumaba; estamos rodeados de la misericordia de Dios y no nos queda mas remedio que perdonar, condonar la deuda de nuestros deudores.
Ser cristiano es luchar para no caer en la tentación de vivir una vida de espaldas a Dios y a los valores del Reino. Los que nos consumimos en la ternura de Dios que nos ha sido revelada le pedimos en esta oración: «por favor, consérvanos en la fe; sé a la vez nuestra prueba y nuestra muralla».
Amén. Así sea. Así lo quiero. En esto creo.

¡Aleluya!
¡Feliz Domingo!
¡Feliz día del Beato Cristóbal!

Llegó el Día

Por fin ha llegado el día que toda la familia Nazarena llevábamos esperando.
Hoy por primera vez la imagen del Beato Cristóbal de Santa Catalina procesionará por las calles de nuestra Ciudad, con motivo del 350 aniversario fundacional de la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno Franciscanas.

Será a las 21 horas, tras la finalización del último día del Solemne Triduo en honor al Beato P Cristóbal de Santa Catalina cuando comience esta histórica Salida Procesional.

Acompañados musicalmente por la Agrupación Musical Cristo de Gracia y sobre el paso de San Lorenzo, el Beato Cristobal visitará las Parroquia de San Lorenzo y San Andrés con el siguiente recorrido :

Plaza del Padre Cristobal, Jesús Nazareno, Yerbabuena, Buen Suceso, Arroyo de San Rafael, Jesús del Calvario, Plaza de San Lorenzo, Maria Auxiliadora, Santa Maria de Gracia, Realejo, Plaza de San Andrés, Hermanos López Dieguez, Enrique Redel, Reja de Don Góme, Plaza de San Agustín, San Agustín, Jesús Nazareno y Plaza del Padre Cristobal.

Procesión del Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina

La Junta de Gobierno COMUNICA que la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno Franciscanas, tienen a bien invitar a los Hermanos de nuestra Cofradía a participar en la procesión del Beato P. Cristóbal de Santa Catalina, que tendrá lugar el próximo sábado 23 de julio.

Para ello se repartirán los cirios, en primer lugar, a los Hermanos que se encuentren en la Iglesia a la finalización de la Santa Misa del mismo día, que comienza a las 19.30 h.

Una vez finalizada dicha celebración, acto seguido, si quedan cirios libres, se abrirá la puerta del Colegio Jesús Nazareno para que accedan los que no hayan podido asistir a la Santa Misa.

Actos en Honor al Beato Cristóbal de Santa Catalina

Con mucha ilusión la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno Franciscanas, nos hacen llegar el cartel con los actos de conmemoración de la fiesta del Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina que se van a llevar a cabo durante la semana que viene en la Casa Madre, en este año jubilar que se celebra los 350 años de la fundación de dicha Congregación.

Nuestras hermanas hospitalarias invitan a todos los hermanos de la Cofradía a participar, ya sea presencialmente o de manera online, ya que serán retransmitidas a través de la web de la Congregación.

Igualá para la Procesión del Beato P. Cristóbal

El próximo viernes, 24 de junio a las 21:00 h. en la Casa de Hermandad, en la calleja del Rehoyo (plaza de San Agustín) se cita a todos los costaleros de la Cofradía que deseen formar parte de la Cuadrilla que portará, el próximo 23 de Julio, la imagen del Beato Padre Cristobal de Santa Catalina en su procesión conmemorativa del 350 aniversario de la fundación de la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

Se ruega puntualidad y acudir con calzado negro de salida.

Aniversario de la Fundación de la Congregación

Hoy por la mañana hemos compartido junto a la Comunidad Educativa del Colegio Jesús Nazareno la Eucaristía en conmemoración de la Fundación de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

Recordamos que con está efeméride se conmemora el día que el Beato Cristóbal de Santa Catalina recibió por parte de la antigua Cofradía de Jesús Nazareno la gestión del Hospital de San Bartolomé y entró a formar parte de la nómina de hermanos de Jesús Nazareno.

Esta noche, en la Iglesia Hospital de Jesús Nazareno, también estaremos muy presentes en la celebración que marcará el inicio de los actos conmemorativos del 350° Aniversario que se desarrollarán a lo largo de todo este año. Acompañaremos a las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno en esta importante celebración.

Altar del Beato Padre Cristóbal en el Colegio Jesús Nazareno

Hoy por la mañana se ha finalizado el montaje del Altar con la imagen del Beato Cristóbal de Santa Catalina que la Cofradía ha dispuesto en el Colegio de Jesús Nazareno con motivo de la celebración, el próximo día 11 de febrero, del 349 Aniversario de la Fundación de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, a la que históricamente ha pertenecido el Colegio de Jesús Nazareno, aunque actualmente se encuentre cedido a la Fundación Diocesana Santos Mártires de Córdoba.

Tradicionalmente la comunidad educativa del colegio Jesús Nazareno ha conmemorado la festividad del Beato Padre Cristóbal con una Eucaristía y posteriormente se reparten tortas y chocolate a los alumnos.

Este año la Cofradía ha tenido el inmenso placer de preparar el Altar con la imagen del Beato, propiedad de la Cofradía, una de las primeras obras del imaginero Alfonso Castellano Tamarit y que fue donada a la Cofradía por su autor.