María, ejemplo de Servicio

«Aquí está la esclava del Señor, hágase en mi, según tu palabra»

Aún con dudas después de recibir el anuncio del Arcángel San Gabriel, María Santísima Nazarena se ofrece por completo a Dios. María siempre es el mejor ejemplo donde mirarnos en los momentos más duros de la vida, una vida de servicio y sacrificio.

Miremos a María con Fe y ofrezcamos nuestra oración diaria a ella, para que interceda por todos los enfermos ante Jesús Nazareno y de fuerzas a todo el personal de la Residencia de Jesús Nazareno para que no desfallezcan en su gran labor de cuidar al necesitado.

LUNES 26 DE OCTUBRE

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y librarnos del mal. Amén.

Dios te salve, María,
llena eres de gracia;
el Señor es contigo.
Bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Jesús Nazareno, tu que has querido asistir en el trabajo de hoy a todo el personal de nuestra residencia, pobres siervos que sirven con Amor a nuestras hermanas hospitalarias y nuestros residentes, acoge nuestra oración por todos ellos y en la que te damos gracias por el servicio que ellos hacen.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen

Nuestros Sagrados Titulares los protejan y los cuiden

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: